¿Cómo tener un desayuno saludable?

Importancia del desayuno para la salud

Se ha comprobado que la primera comida diaria es el mejor aliado del estado de ánimo y ayuda a prevenir problemas como la obesidad y la diabetes. Por mucho que su importancia no sea nueva, lo que se debe comer en el desayuno para estar más saludable es todavía una cuestión de duda entre muchos.

Durante 40 años, el experto en nutrición de la Universidad de Harvard, Walter Willett, ha estado estudiando los alimentos más saludables para comer a primera hora de la mañana. No importa cuántas reglas haya, el estudioso ha encontrado una fórmula: avena integral, semillas oleaginosas y yogur natural para un desayuno equilibrado.

Avena, yogur y semillas, la combinación ideal para el desayuno

Dicha combinación ofrece carbohidratos con bajo índice glucémico, muchas fibras y micronutrientes esenciales para el cuerpo. Los alimentos con bajo índice glucémico (IG) tienen un efecto mínimo sobre el azúcar en la sangre, lo que mantiene uniformes los niveles de energía y el estado de ánimo siempre una gran idea en el desayuno cuando se quiere empezar el día con buen pie.

Los nutricionistas prefieren los carbohidratos de IG bajo porque evitan los picos de insulina y, por lo tanto, proporcionan más saciedad y producción de energía durante más tiempo. Además, los alimentos integrales pasan por menos etapas de refinamiento y conservan sus propiedades y nutrientes, siendo más recomendables para una dieta equilibrada.

Recomendado:   5 especias comunes que ayudan en la digestión

Información nutricional del desayuno ideal

Los micronutrientes presentes en estos tres alimentos son básicamente las vitaminas y los minerales que su cuerpo necesita para funcionar correctamente, como la vitamina A, la vitamina E (en las almendras y las nueces), el hierro, el zinc y el magnesio (en la avena) y el calcio (en el yogur).

Además, la combinación de avena entera, semillas oleaginosas y yogur natural proporciona aproximadamente 20 gramos de fibra (16,5 gramos de avena, 3,5 de nueces, usando almendras como ejemplo, y ninguno de yogur, a menos que sea yogur griego) y 45 gramos de proteína (26 gramos, 6 gramos y 13 gramos respectivamente). Una mujer adulta debe aspirar a comer 25 gramos de fibra y 75 gramos de proteína al día, por lo que este desayuno sería una buena forma de ayudar a conseguirlo.

Los que siguen una dieta baja en carbohidratos pueden retorcerse la nariz ante esta indicación de Harvard, pero tales carbohidratos son saludables y, de hecho, los necesitamos para sobrevivir.

Consulta un nutricionista antes empezar una dieta

Con la moda de las dietas bajas en carbohidratos, que abogan por los carbohidratos mínimos para la pérdida de peso y otros beneficios, el macronutriente ha ganado una reputación controvertida. Sin embargo, la restricción de su consumo sin orientación profesional puede causar daños a la salud, incluido el aumento de peso.

El secreto para obtener los beneficios de los carbohidratos es consumirlos en la cantidad adecuada y elegir las mejores fuentes frutas, alimentos integrales, granos y vegetales están en este juego.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *